Los médicos advierten que el bronceado artificial puede dañar sus ojos tanto como el sol

Once diferentes organizaciones médicas de los EE.UU. se han unido para crear conciencia sobre los peligros del bronceado artificial, citando las crecientes tasas de cáncer de piel, especialmente entre mujeres jóvenes, quienes son más propensas a usar camas de bronceado en espacios cerrados. Además de causar cáncer en la piel, las camas de bronceado (igual que una prolongada exposición al sol), pueden producir daños graves a los ojos.

En una conferencia reciente ante el Congreso de los Estados Unidos, las organizaciones de salud que representan a los dermatólogos, oftalmólogos, cirujanos generales y otros médicos, hablaron sobre los peligros del bronceado artificial, y destacaron que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés), miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha clasificado el bronceado artificial dentro del Grupo 1, la categoría de agentes carcinogénicos con más alto riesgo de producir cáncer. Casi un 70 por ciento de los clientes de un salón de bronceado son niñas y mujeres caucásicas, principalmente entre los 16 y 29 años de edad.

Los estudios también han demostrado que la exposición a los rayos ultravioleta (UV) durante el bronceado artificial puede producir daños en los ojos. Las camas de bronceado pueden producir niveles de rayos UV hasta 100 veces mayores que los que se obtendrían con el sol, los cuáles pueden causar serios daños a las estructuras internas y externas de los ojos y los párpados.

"Los daños de los rayos UV a los ojos pueden producir un desarrollo de cataratas y una degeneración macular, así como un cáncer de la úvea, que es la capa media de tejido debajo de la parte blanca del ojo", explica del Doctor Philip R. Rizzuto, un oftalmólogo y profesor clínico asociado de cirugía en la Escuela de Medicina Warren Alpert de Brown University en Providence, Rhode Island. Él se ha especializado en cirugía plástica y reconstructiva oftálmica y cirugía orbital, incluyendo la remoción de cáncer de piel y su reparación. "El daño de los rayos UV es cumulativo. Es por eso que los adolescentes y los adultos jóvenes deben tener especial cuidado en proteger sus ojos de la exposición al sol ". Además de evitar los niveles nocivos de radiación UV de las camas de bronceado, los oftalmólogos (Doctores de los Ojos) recomiendan el uso de anteojos de sol que absorban los rayos UV en un 99 por ciento o más, y un sombrero de ala ancha, al igual que un bloqueador de sol SPF para la cara, mientras esté al aire libre.

Aunque muchos adolescentes y adultos jóvenes, especialmente mujeres, reconocen que el bronceado artificial es peligroso, continúan la práctica en espacios interiores. Una encuesta reciente de la Asociación de la Academia Americana de Dermatología (AADA por sus siglas en inglés) en los EE.UU., muestra que la mayoría de quienes se broncean en espacios interiores (86 por ciento), creen que el uso de camas para bronceado puede producir cáncer. Sin embargo, el 87 por ciento de quienes se broncean, aún piensan que la gente se ve más atractiva con un bronceado. Los promotores de ésta campaña de concientización pública enfatizan que en lugar de ser una señal de buena salud, el bronceado es en realidad la respuesta del organismo al daño causado por la luz ultravioleta.

Los primeros signos de enfermedades oculares relacionadas con la edad, incluyendo las cataratas, el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular relacionada con la edad pueden comenzar en la edad madura, pero a menudo no afectan notablemente su visión hasta más tarde. Es por eso que los oftalmólogos hablan de la importancia de tener un examen inicial completo de la visión a los 40 años de edad, realizado por un Doctor de los Ojos, incluso para las personas que no tengan síntomas o factores de riesgo conocidos.

Los socios promotores de ésta campaña de concientización de salud pública sobre el bronceado en espacios interiores incluyen la Academia Americana de Oftalmología (AAO), la Asociación de la Academia Americana de Dermatología (AADA por sus siglas en inglés), la Academia Americana de Pediatría (AAP), la Red de Acción Contra el Cáncer de la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS CAN por sus siglas en inglés), el Colegio Americano de Médicos (ACP por sus siglas en inglés), el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), la Asociación Médica Americana (AMA), la Asociación Americana de Osteopatía (AOA por sus siglas en inglés), la Fundación para la Investigación de Melanoma (MRF por sus siglas en inglés), el Consejo Nacional de Prevención de Cáncer de la Piel (NCSCP por sus siglas en inglés), y la Fundación para el Cáncer de la Piel (SCF por sus siglas en inglés).

Pop needs to be configured.