Es posible que usted crea que la casa es un lugar relativamente seguro. Las respuestas a una encuesta reciente realizada por la Academia Americana de Oftalmología muestran que en general, la gente está de acuerdo con esto.

  • Menos de la mitad de los encuestados mencionan su casa (especialmente el patio o el garaje) como el sitio más común para que ocurran lesiones serias de los ojos.
  • Sólo un 35 por ciento de los encuestados usa lentes protectores cuando hacen reparaciones o trabajan en proyectos caseros.

Sin embargo las estadísticas médicas nos cuentan otra historia: aproximadamente la mitad de las lesiones de los ojos que ocurren anualmente suceden alrededor de la casa y estas lesiones han ido incrementándose cada año.

Esta alarmante tendencia es la razón por la cual la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) y la Sociedad Americana de Trauma Ocular (American Society of Ocular Trauma) ahora recomiendan que cada casa tenga por lo menos un par de anteojos protectores aprobados por el Instituto Americano de Estándares Nacionales (American Nacional Standards Institute – ANSI). (Los anteojos protectores aprobados por ANSI son manufacturados para cumplir las normas de protección de ojos del Instituto).

Más información acerca de posibles riesgos y prevención de lesiones en la siguiente sección.

En Riesgo

Del baño al patio existen muchos riesgos en su casa.

En la casa:

  • El uso de productos y sustancias químicas peligrosas como los limpiadores de hornos y blanqueadores para limpieza y otras tareas domésticas (accidentes relacionados con el uso de productos caseros causan 125,000 lesiones de los ojos cada año).
  • La preparación de comidas puede salpicar grasa o aceite caliente.
  • El descorche de botellas de champaña durante una celebración.
  • La perforación de huecos para tornillos o el martilleo de puntillas en una pared o superficie dura, tal como ladrillo o cemento; los tornillos o puntillas pueden convertirse en proyectiles, o fragmentos pueden desprenderse de la superficie.
  • El uso de objetos calientes como rizadores de pelo cerca a la cara; el contacto inadvertido con los ojos puede causar una lesión seria.
  • Alfombras y barandas sueltas, u otros peligros que puedan causar caídas o resbalones.

En el patio:

  • Cortando el césped.
  • Usando una podadora o cortadora de motor.
  • Podando setos y arbustos.

En el garaje o el taller:

  • Usando herramientas (manuales o de motor).
  • Trabajando con solventes u otras sustancias químicas.
  • Cualquier tarea que produzca fragmentos, partículas de polvo u otros irritantes del ojo.
  • Asegurando equipo o cargas con cuerdas elásticas.

Tenga en cuenta que quienes están a su alrededor mientras realiza estas tareas también están en riesgo significativo y deben tomar precauciones contra las lesiones de ojo. Esto es de especial importancia en los niños, quienes observan a sus padres realizar tareas de rutina alrededor de la casa. Los espectadores deben usar protección para los ojos también, o salir del área en la cual se realiza la tarea.

En caso que ocurra una lesión de los ojos:
Vea a un oftalmólogo o vaya a la sala de emergencias inmediatamente, así la lesión parezca menor. La demora en recibir atención médica puede resultar en pérdida permanente de la visión o ceguera.

>>Aprenda cómo reconocer una lesión de los ojos.

Prevención

El uso de anteojos protectores puede prevenir un 90 por ciento de las lesiones de los ojos. Asegúrese de que haya por lo menos un par certificado, y que los miembros de su familia usen protección en los ojos cuando los riesgos puedan estar presentes.

Habrá ocasiones en que accidentes y lesiones sucedan. Considere tomar los siguientes pasos de seguridad alrededor de su casa para disminuir los riesgos aún más:

  • Lea las etiquetas de los productos químicos y limpiadores con cuidado, y no mezcle los productos.
  • Asegure las alfombras y barandas.
  • Acolchone las esquinas y bordes filudos de sus muebles y accesorios caseros si hay niños o ancianos en su casa.
  • Revise el césped o las áreas abiertas donde va a trabajar y busque desechos que puedan convertirse en un proyectil.
  • Mantenga sus herramientas en buenas condiciones; las herramientas averiadas deben repararse o reemplazarse.
  • Asegúrese de que las boquillas de los atomizadores no estén dirigidas hacia usted.
  • Use protectores de grasa en sus sartenes para protegerse de un salpicado.

Last reviewed and updated in February 2009,
by the American Academy of Ophthalmology.

Pop needs to be configured.