Tratamiento médico

Gotas antibióticas, antifúngicas o antivirales para los ojos son la parte fundamental del tratamiento. En ocasiones, tabletas anti hongos son prescritas, o una inyección de medicamento es administrada cerca del ojo para el tratamiento.

Una vez que cualquier tipo de infección ha disminuido o ha desaparecido, pueden utilizarse gotas para los ojos con esteroides o anti inflamatorios, las cuales ayudan a reducir la inflamación y a prevenir la formación de cicatrices. El uso de gotas con esteroides es controvertido y sólo debe hacerse bajo supervisión de su Doctor de los Ojos. Es posible que las gotas con esteroides puedan empeorar una infección.

Analgésicos orales pueden ser prescritos para reducir el dolor.

Si los síntomas de la úlcera de la córnea continúan después del tratamiento, incluyendo dolor y enrojecimiento del ojo; lagrimeo y secreción del ojo; y visión borrosa, notifique a su oftalmólogo de inmediato para iniciar otro tratamiento sin demora.

Tratamiento quirúrgico

Si una úlcera de la córnea no puede ser tratada con medicamentos, una cirugía puede ser necesaria para mantener su visión. Un trasplante de córnea puede reemplazar la córnea dañada con la córnea sana de un donante para restaurar la visión.

Pop needs to be configured.