La cirugía puede ser un tratamiento efectivo para la ptosis infantil y adulta, ayudando a mejorar la visión, así como la apariencia estética. Es muy importante que los niños con ptosis tengan exámenes oftalmológicos con regularidad durante los primeros años de vida para controlar su visión y prevenir una pérdida severa de la visión causada por una ambliopía que no ha sido tratada.

Tratamiento de la ptosis congénita

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la ptosis infantil se hace a través de cirugía. Si una condición de ambliopía también existe, un tratamiento con parches, anteojos, o gotas para los ojos puede ser necesario. Para determinar si una cirugía es necesaria y qué tipo de procedimiento es el más apropiado, el oftalmólogo (Doctor de los Ojos) tendrá en cuenta unos factores importantes:

  • La edad del niño;
  • Si uno o ambos párpados están involucrados;
  • La altura del párpado;
  • La fuerza muscular del párpado cuando se abre y se cierra;
  • Los movimientos del ojo.

Durante una cirugía de ptosis, el músculo elevador del párpado es tensionado. En casos de ptosis severa, cuando el músculo elevador es sumamente débil, el párpado puede ser conectado o suspendido por debajo de la ceja para que los músculos de la frente puedan hacer el trabajo.

Uso de parches.
Uso de parches.

Una ptosis leve o moderada, por lo general no requiere cirugía durante las primeras etapas de vida. Bien sea que hayan tenido cirugía o no, los niños con ptosis deben ser evaluados periódicamente por un oftalmólogo, por ambliopía, problemas de refracción y otras condiciones relacionadas. Debido al crecimiento y cambio de forma de los ojos, problemas de enfoque pueden desarrollarse inclusive después de una cirugía.

Tratamiento de la ptosis adulta

Su oftalmólogo determinará la causa de la ptosis y planeará el mejor tratamiento. Si un tratamiento es necesario, por lo general es quirúrgico. Ocasionalmente, una pequeña cirugía estética del músculo de elevación y la eliminación de la piel del párpado superior (una operación llamada blefaroplastia) puede levantarlo suficientemente. Una ptosis grave requiere un reposicionamiento y el fortalecimiento del músculo elevador.

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía de ptosis?

La cirugía de ptosis conlleva riesgos de infección, hemorragia y reducción de la visión. Estas complicaciones no son comunes. Inmediatamente después de la cirugía, puede haber una dificultad para cerrar el ojo completamente, pero esto es sólo temporal. Gotas lubricantes y ungüentos para los ojos pueden ser útiles durante este período.

Si bien una mejoría de la altura del párpado suele conseguirse, los párpados pueden no quedar perfectamente simétricos. En raras ocasiones, el movimiento completo del párpado no vuelve. Algunos casos requieren más de una operación.

Recursos adicionales de información sobre la ptosis
Patrón de Práctica Preferida por la Academia Americana de Oftalmología: Evaluaciones Pediátricas de los Ojos (septiembre de 2007)

Patrón de Práctica Preferida por la Academia Americana de Oftalmología: Evaluación Médica Integral del Ojo en los Adultos (septiembre de 2010)

Pop needs to be configured.