Medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno (Advil ® o Motrin ®) pueden ayudar si hay un dolor asociado con la parálisis microvascular del nervio craneal.

Es importante asegurarse de que la presión arterial y el azúcar en la sangre estén controladas adecuadamente. Los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar una parálisis microvascular del nervio craneal (como la diabetes, la hipertensión arterial y el tabaquismo), también incrementan el riesgo de tener un derrame cerebral. Es importante que su médico le haga una evaluación para asegurarse de que todos los factores de riesgo sean reducidos o tratados.

Pop needs to be configured.