Existen gotas sin conservantes para quienes son sensibles al tipo de conservantes que normalmente vienen en las lágrimas artificiales. Si necesita usar lágrimas artificiales más de seis veces al día, gotas sin preservativos pueden ser más beneficiosas para usted.

Usted puede usar gotas sin preservativos tan frecuentemente como sea necesario – una o dos veces al día, o varias veces cada hora.

Conservación de las lágrimas
La conservación de las lágrimas naturales que producen los ojos propios es otra alternativa para mantener los ojos húmedos. Las lágrimas fluyen del ojo hacia un canal pequeño en la nariz (ésta es la razón por la cual la nariz se humedece cuando usted llora). Su oftalmólogo puede cerrar o tapar este canal temporal o permanentemente con tapones lagrimales. Este método ayuda a que las lágrimas producidas naturalmente se conserven y duren por más tiempo.

  Un método temporal para cerrar los canales puede requerir el uso de tapones lagrimales. Los tapones se insertan en el punto lagrimal (parte del conducto lagrimal) funcionando en forma parecida a una represa y bloqueando el sistema de drenaje del ojo. Su Doctor de los Ojos puede optar por un cierre permanente del conducto lagrimal haciendo uso de calor para sellar los puntos lagrimales.

Otros métodos
Las lágrimas se evaporan como cualquier otro líquido. Usted puede tomar medidas para evitar la evaporación. En invierno, cuando la calefacción interior está en uso, un humidificador o una cacerola con agua sobre el radiador aumenta la humedad del aire seco. Anteojos envolventes pueden reducir el efecto de resequedad producido por el viento.

Una persona con ojo seco debe evitar cualquier cosa que pueda provocar resequedad, tales como un cuarto extremadamente caliente, un secador de pelo o el viento. El humo del cigarrillo es especialmente molesto.

Algunas personas pueden encontrar alivio del ojo seco complementando su dieta con ácidos grasos omega-3, los cuáles que se encuentran naturalmente en alimentos como el pescado rico en grasas (salmón, sardinas, anchoas) y las semillas de linaza. Pregunte a su Doctor de los Ojos si debe tomar suplementos alimenticios como ácidos grasos omega-3 y, en caso afirmativo, en qué forma y con qué dosis.

Si otros métodos no proveen un alivio adecuado al ojo seco, su oftalmólogo puede sugerir que usted use un medicamento prescrito. Medicamentos como la ciclosporina, actúan estimulando la producción de lágrimas. Gotas para los ojos con esteroides también pueden utilizarse, pero generalmente no se recomiendan para tratamientos a largo plazo. Otras opciones de tratamiento pueden incluir pomadas u otros tipos de ungüentos.

La condición de ojo seco debida a deficiencia de vitamina A es rara en los Estados Unidos, pero es más común en los países con menos recursos, especialmente en los niños. Ungüentos con vitamina A pueden ayudar si el ojo seco es causado por condiciones poco usuales como el síndrome Stevens-Johnson o penfigoide. Los suplementos de vitamina A no aparentan ayudar a las personas con ojo seco ordinario.

Si la condición de ojo seco es molesta, hable con su Doctor de los Ojos y discuta sus opciones para encontrar alivio.

Escrito por
Revisado en el 14 de Julio, 2014

Pop needs to be configured.