Medicamentos anti-inflamatorios disponibles sin prescripción (como la aspirina, el ibuprofeno, etc.) pueden reducir la severidad de un ataque agudo. Los medicamentos que contraen los vasos sanguíneos, incluyendo cafeína y ergotamínicos, son utilizados ocasionalmente. Adicionalmente, ciertos medicamentos prescritos que tienen que ver directamente con los desequilibrios químicos que se presumen causan una migraña están disponibles (incluyendo Imitrex ®, Amerge, Maxalt ® y ® Zomig).

Si los ataques de migraña son severos o suficientemente frecuentes, una medicación continua puede ser requerida para prevenir la migraña. Los cuatro grupos de medicinas más comúnmente utilizadas son los tricíclicos, beta bloqueadores, bloqueadores de canales de calcio, y algunos medicamentos contra las convulsiones.

Su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) puede remitirlo a un neurólogo u otro especialista para realizar exámenes y una evaluación complementaria.

Pop needs to be configured.