Médico y pacienteSi el hifema no es grave y usted sigue las instrucciones de su Doctor de los Ojos con precisión, se le puede pedir que:

  • Coloque un parche de protección sobre el ojo lesionado;
  • Limite su actividad física o repose en la cama;
  • Eleve la cabecera de la cama para ayudar a que el ojo drene; y que
  • Consulte a su Doctor de los Ojos con frecuencia para supervisar su progreso.

Para prevenir un sangrado adicional, algunos medicamentos sin prescripción que no contengan aspirina (como el acetaminofén), pueden ser usados.

Si usted tiene complicaciones importantes o no puede seguir las instrucciones de cuidado en su hogar, una hospitalización puede ser necesaria para garantizar una atención y supervisión adecuadas.

En casos en que el hifema causa una elevación peligrosa de la presión ocular que pueda generar glaucoma o un daño a la córnea, una cirugía para remover el exceso de sangre puede ser necesaria.

Pop needs to be configured.