Telangiectasia macular de Tipo 2

La forma más común de telangiectasia macular es la de Tipo 2, caracterizada por fugas en los pequeños vasos sanguíneos alrededor de la fóvea, dilatación o ensanchamiento de los mismos, o ambas condiciones. En algunos casos, nuevos vasos sanguíneos pueden formarse bajo la retina, los cuáles pueden también averiarse y tener fugas de fluidos. El líquido que escapa de los vasos sanguíneos hace que la mácula se inflame o se agrande, causando una condición llamada edema macular, la cuál afecta su visión central. Adicionalmente, un tejido de cicatrices puede formarse sobre la mácula y la fóvea causando pérdidas de la visión detallada. La condición de Tipo 2 afecta a ambos ojos, pero no necesariamente con la misma severidad.

Telangiectasia macular de Tipo 1

El Tipo 1 de telangiectasia macular se caracteriza por la dilatación de vasos sanguíneos que forman pequeños aneurismas, causando inflamación y daños a las células maculares. La enfermedad casi siempre ocurre en un ojo, lo que la diferencia de la condición de Tipo 2.

Pop needs to be configured.