En primer lugar, el Doctor de los Ojos llevará a cabo una evaluación completa de su visión incluyendo un examen con una rejilla de Amsler para detectar áreas onduladas u oscuras en la visión central. Posteriormente, el médico dilatará las pupilas con gotas para los ojos y examinará los ojos con un oftalmoscopio, un dispositivo que permite ver la retina y otras áreas de la parte posterior del ojo.

Si su oftalmólogo sospecha que usted tiene una telangiectasia macular, habitualmente tomará unas fotografías especiales del ojo mediante una tomografía de coherencia óptica (TCO) y una angiografía con fluoresceína.

La exploración a través de un escán TCO, utiliza ondas de luz para crear imágenes detalladas de la estructura subyacente de la retina. Imágenes de una TCO muestran el espesor de la retina, y puede ayudar a su oftalmólogo a detectar una inflamación y vasos sanguíneos anormales.

Durante una angiografía con fluoresceína, un tinte de fluoresceína se inyecta en una vena en su brazo. El tinte viaja a través del cuerpo, incluyendo los ojos. A medida que el tinte pasa a través de las vasos sanguíneos de la retina, fotografías del ojo son tomadas. Las áreas anormales se destacan debido al tinte. La angiografía con fluoresceína puede ser repetida periódicamente, especialmente si la visión está empeorando.

Pop needs to be configured.