Por lo general, la pingüécula presenta pocos síntomas, sin embargo, si se irrita, puede producir la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo. En algunos casos, la pingüécula puede inflamarse. Una irritación y un enrojecimiento de los ojos pueden ocurrir, especialmente si el ojo es expuesto al sol, viento, polvo o un ambiente muy seco.

Cuando hay un pterigio, algunas personas pueden desarrollar el tumor y no tener otros síntomas. Para otros, especialmente aquellos que tienen un pterigio en crecimiento, puede haber enrojecimiento, inflamación o ambos.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa;
  • Comezón;
  • Escozor;
  • Sensación arenosa en el ojo;
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo.

Pop needs to be configured.