Los síntomas de la parálisis de Bell suelen aparecer repentinamente. Estos pueden incluir:

  • Entumecimiento, debilidad leve o parálisis completa de un lado de la cara
  • Un rostro caído de un lado, con dificultad de hacer expresiones faciales, sonreír o cerrar el ojo en el lado afectado de la cara
  • Babeo
  • Dolor en la oreja o detrás de ella, o alrededor de la mandíbula en el lado afectado
  • Incrememento en la sensibilidad al sonido
  • Lagrimeo excesivo o resequedad en el ojo
  • Dolor de cabeza o dolor de cuello
  • Pérdida del sentido del gusto

Pop needs to be configured.