Algunos de los síntomas de ambliopía (ojo perezoso) en los niños que deben tenerse en cuenta son:

  • Mala visión en un ojo o visión deficiente en general;
  • La acción de entrecerrar los ojos, inclinar la cabeza o cerrar un ojo para ver;
  • Una percepción de profundidad baja (dificultad para juzgar distancias relativas entre los objetos)
  • Un ojo desviado hacia afuera o hacia adentro;
  • Dolores de cabeza.

Un ojo errante es un síntoma de ambliopía.
Un ojo errante es un síntoma de ambliopía.

Si los padres notan estos síntomas en su hijo, es muy importante que el niño sea examinado por un oftalmólogo. La corrección del ojo perezoso o un tratamiento deben iniciarse tan pronto como sea posible para que el sistema visual del niño pueda desarrollarse adecuadamente.

Pop needs to be configured.