Ocasionalmente, se puede no ser consciente de haber sufrido una abrasión de la córnea o de saber cómo ha ocurrido, ya que los síntomas pueden aparecer horas después de la lesión.
   
Si hay algo que cae dentro del ojo, usted puede tratar de enjuagar el ojo con agua del grifo. Sin embargo, es importante que no se frote los ojos, ya que esto podría empeorar la abrasión.

Pop needs to be configured.