Ya que el tejido conjuntivo se encuentra en todo el cuerpo, el síndrome de Marfan puede afectar muchas partes del cuerpo, incluyendo el corazón, los vasos sanguíneos, los huesos, las articulaciones y los ojos. Si bien las personas nacen con esta condición, los síntomas de síndrome de Marfan pueden no aparecer durante un tiempo.

Pop needs to be configured.