Durante un examen ocular completo, su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) evalúa la presión del ojo y puede realizar otras pruebas como una gonioscopia, la cuál permite visualizar claramente el ángulo de drenaje del ojo y determinar si algo está impidiendo que el líquido drene correctamente. Estas pruebas son la mismas que se realizan para el diagnóstico de glaucoma y determinarán si usted tiene un glaucoma pigmentario. Su Doctor de los Ojos buscará por señales de flotación de pigmento en el ojo (incluyendo la parte posterior de la córnea) o secciones pequeñas de pigmento que falten en el iris.

Pop needs to be configured.