Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de que un niño tenga ambliopía (ojo perezoso):

  • Tener los ojos desalineados (estrabismo);
  • Presencia de miopía o hipermetropía severas en ambos ojos;
  • Desigualdad de la visión en ambos ojos (un ojo ve más cerca o más lejos que el otro);
  • Tener alguna condición que impida que la luz entre al ojo correctamente, como cataratas o posiblemente un párpado caído;
  • Tener antecedentes familiares de ambliopía o estrabismo;
  • Nacimiento prematuro o bajo peso al nacer.

Detección del estrabismo y la ambliopía en los niños

Healthy-childTodos los niños, independientemente de que estén en riesgo de desarrollar ambliopía (ojo perezoso), deben tener exámenes regulares de los ojos durante sus chequeos de rutina con su médico de atención primaria o su proveedor de salud. La detección de la ambliopía y el tratamiento de la ambliopía tan pronto como sea posible, hacen una real diferencia más adelante en sus vidas.

Además de los exámenes de rutina que todos los bebés deben tener como recién nacidos y en edades entre 6 y 12 meses, los niños en edad pre escolar deben tener su visión examinada por su pediatra o médico de atención primaria, entre los 3 y 4 años de edad.

Si hay historia familiar de ojos desalineados, cataratas en la infancia o alguna enfermedad ocular grave, un oftalmólogo debe examinar los ojos durante la infancia.

Pop needs to be configured.