Si un familiar o amigo sufre una pérdida de la visión, se le deben proporcionar las herramientas necesarias y animarle a que desarrolle la facultad de hacer todo lo posible independientemente. Conozca los retos que acompañan a una pérdida de la visión, pero no se haga cargo de las tareas del paciente. En cambio, ayúdele a identificar los ajustes que deben hacerse para maximizar su independencia.

Aproveche al máximo la parte de la visión que le queda

Encontrar y utilizar su "mejor punto alternativo": escotomas y lugar preferido de la retina
Cuando el centro de su visión es oscurecido por un punto ciego (escotoma), es útil saber localizar el "punto más próximo" (locus preferido de la retina o PRL, por sus siglas en inglés). Para encontrar su PRL, imagine que el objeto que desea ver está en el centro de la cara de un reloj grande. Mueva los ojos alrededor de los números del reloj y note cuando vea el objeto centrado más claramente. Utilice esta misma dirección de la visión para ver otros objetos.

Ayudas para baja visión

Hay numerosos consejos prácticos y dispositivos para ayudarle a seguir siendo independiente con una baja visión, incluyendo hacer las cosas más brillantes y más grandes, reorganizar su casa o lugar de trabajo, usar libros y dispositivos de audio, entre otros.

low visionHaga las cosas más brillantes

  • Mejore la iluminación. Utilice una lámpara de cuello de cisne dirigida hacia la actividad que esté realizando. Lleve consigo una linterna portátil.
  • Reduzca el resplandor. En espacios interiores, cubra las mesas de madera y mostradores brillantes; use lentes amarillos de clip o anteojos de recubrimiento lateral. Al aire libre, pruebe el uso de anteojos con lentes amarillos o ámbar. El uso de visores puede ser útil en espacios interiores o al aire libre.
  • Aumente el contraste. Utilice marcadores de tinta negra de gel o fieltro, en lugar de bolígrafos. Trace una línea oscura donde tenga que firmar. Use una taza blanca para el café, por ejemplo.

magnifierHaga las cosas más grandes

  • Acérquese. Siéntese cerca del televisor, y en la parte delantera de un auditorio en presentaciones (en un teatro, por ejemplo).
  • Agrande. Ordene cheques con letras grandes, naipes con material impreso grande, al igual que tarjetas de bingo, crucigramas, marcadores de teléfono, controles remoto para TV, calendarios, teclados y libros.
  • Amplíe. Las lupas para una baja visión vienen en muchos tipos y graduaciones, apropiadas para diferentes personas y diferentes tareas: de mano para la lectura de etiquetas de precios y menúes, con base y amplificadores para video (televisores de circuito cerrado), y para ampliación del ratón de una computadora.

Organice
Asigne lugares para las cosas en su refrigerador, sus llaves y su billetera. Minimice el desorden. Separe la ropa azul de la negra.

Marque las cosas claramente
Marque los termostatos y diales con marcadores de alto contraste (éstos se consiguen en una tienda de telas), las etiquetas de sus medicamentos con marcadores o bandas de goma, y ponga etiquetas a la ropa de colores similares con un gancho de seguridad.

Los oídos son buenos sustitutos para los ojos
Consiga libros y magazines de audio, gratis o en préstamo. También existen relojes, calculadoras, glucómetros y computadoras con audio. Use servicios de lectura. (Vea algunos recursos en la parte inferior de ésta página).

Participe
No se aísle. Mantenga un grupo social, un trabajo voluntario, o un juego de golf. Esto puede requerir iluminación, tarjetas con letras grandes, una lupa, transporte, o alguien que siga su bola de golf. Pida ayuda si la necesita. La independencia no existe cuando se queda en casa por no pedir ayuda.

Manejo de automóvil
Si usted puede conducir, escoja sus rutas y tiempos de manejo cuidadosamente. Considere la posibilidad de usar anteojos con lentes amarillos o ámbar para evitar deslumbramiento. Pero esté preparado y considere si el manejo de automóvil es una buena idea. Hágase las siguientes preguntas: ¿Los autos aparecen de forma inesperada? ¿Otros conductores hacen sonar la bocina cuando usted maneja? ¿Está dando muchos golpes al auto con el parachoques? Si la respuesta es "sí" a cualquiera de estas preguntas, considere otras alternativas de transporte. Contrate a un conductor o a un taxista. Comparta el auto o compre gasolina a un amigo que maneje. Utilice los sistemas de transporte públicos y para adultos de edad avanzada. Pruebe una bicicleta de tres ruedas, o una silla móvil con batería que vaya a la velocidad de quienes caminan. Si le es posible, camine. En el futuro, habrá aún más soluciones.

Rehabilitación de la baja visión

Si tiene problemas de visión, usted puede mejorar su calidad de vida mediante una rehabilitación de la visión. Una rehabilitación de baja visión le enseña a utilizar su visión restante más eficientemente.

Cuando esté indagando sobre servicios de rehabilitación de baja visión, pregunte si los servicios se incluyen:

  • Una evaluación de baja visión por un oftalmólogo u optómetra.
  • Préstamo de los dispositivos de rehabilitación antes de comprarlos, y la posibilidad de devolverlos.
  • Entrenamiento en lectura, escritura, hacer compras, cocina, iluminación y control de brillo.
  • Evaluación de la casa
  • Servicios de movilidad
  • Recursos y grupos de apoyo
  • Dación gratuita de servicios, o facturación de éstos a Medicare u otros tipos de aseguranza. Si no es así, pregunte cuál es el costo. (Nota: Medicare cubre la mayoría de los servicios, pero no los dispositivos).

Pop needs to be configured.