Si bien tanto el herpes de tipo I como el de tipo II pueden propagarse en los ojos y causar una infección, el herpes de tipo I es la causa más frecuente de infecciones en los ojos. La infección puede ser transferida a los ojos tocando una lesión activa (un herpes labial o fuego) y luego el ojo.

Pop needs to be configured.