Un tratamiento de causas subyacentes de una enfermedad cardiovascular (un factor de riesgo de desarrollar NOIA-NA), puede ayudar a controlar la condición y prevenir una mayor pérdida de la visión.

En el caso de una NOIA arterítica (la forma más peligrosa de NOI), los corticosteroides se administran para proteger el ojo no afectado.

Para cualquier persona con pérdida de visión causada por una neuropatía óptica isquémica, acceso a ayudas y estrategias para una baja visión pueden ser útiles.

Pop needs to be configured.