Debido a que el edema macular se produce dentro de las capas de tejido de la retina, es posible que se realice un examen llamado angiografía con fluoresceína, u otro procedimiento llamado tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés), para ayudar a hacer un diagnóstico preciso.

Las imágenes de una angiografía con fluoresceína muestran a su Doctor de los Ojos si los vasos sanguíneos están dejando escapar fluidos y la cantidad de fuga que hay. En una tomografía de coherencia óptica, una cámara especial es utilizada para fotografiar la retina. El procedimiento mide el espesor de la retina y es también muy sensible para detectar inflamación y líquido.

Pop needs to be configured.