Dichos defectos se deben a la falta parcial o total de foto receptores sensibles a la luz (conos) en la retina (la capa de células nerviosas sensibles a la luz que recubren la parte posterior del ojo). Los conos ayudan a distinguir los colores rojo, verde y azul.

La mayoría de los problemas de visión de color ocurren más tarde durante el transcurso de la vida, como resultado de enfermedades, trauma, efectos tóxicos de drogas, y enfermedades metabólicas o vasculares. Los defectos de la visión de color provenientes de alguna enfermedad, son poco entendidos en comparación con los problemas congénitos. Un daltonismo causado por alguna enfermedad afecta a los dos ojos en forma diferente, y por lo general empeora con el tiempo. Una pérdida de la visión de color adquirida puede ser el resultado de daños en retina o en el nervio óptico.

Pop needs to be configured.