Las causas indirectas de la celulitis (que hacen al ojo vulnerable a una infección por estreptococo o estafilococo) incluyen una cirugía reciente, picaduras de insectos, una herida en la piel (especialmente en la cara) y la sinusitis. Debido a que la sinusitis es más común en clima frío, la celulitis tiende a ocurrir con más frecuencia en invierno.

La celulitis también puede estar acompañada de asma, viruela y otras enfermedades sistémicas.

Por razones que no están del todo claras, parece que un mayor uso de la vacuna contra la gripa ha reducido la frecuencia de la celulitis, en particular, la celulitis preseptal.

Pop needs to be configured.