En general, existen dos categorías mayores de albinismo que causan problemas de visión, incluyendo visión baja. Una de éstas categorías es denominada albinismo oculocutáneo (AOC). El AOC causa una disminución del pigmento en los ojos, el cabello y la piel.

El segundo tipo de albinismo es denominado albinismo ocular, el cuál afecta principalmente a los ojos, mientras que la piel y el cabello son de color normal o casi normal. Ya que un niño con albinismo ocular no presenta una diferencia en su apariencia externa, problemas oculares pueden ser los primeros síntomas de albinismo.

Imagen reproducida con la autorización de Wygnanski-Jaffe T, Focal Points, Introductory Genetics for the Ophthalmologist, Academia Americana de Oftalmología, 2005.

Pop needs to be configured.